Cuidado de personas a domicilio

Cuidado de Personas a Domicilio

 

El cuidado de personas  es un servicio realizado preferentemente en el domicilio personal o familiar, que proporciona, mediante personal cualificado y supervisado.
El servicio de ayuda a domicilio tiene como finalidad promover, mantener o restablecer la autonomía personal del individuo o familia con el fin de facilitar la permanencia en el medio habitual de vida evitando situaciones de desarraigo y desintegración social. Dichas dificultades pueden presentarse por una enfermedad o empeoramiento de la misma, cambio de situación de dependencia, etc.
Proponemos tres modalidades de asistencia que pueden adaptarse completamente a su demanda de necesidades.

Asistencia básica: Con dos a cuatro horas de servicio proporciona un excelente cobertura a aquellas personas que por enfermedad o accidente tienen una disminución de su autonomía y movilidad personal:

-Levantar/acostar.
-Aseo en cama o baño.
-Vestir/desvestir.
-Cambio de pañal.
-Ayuda a la movilidad.
-Desayuno.
– Administrar medicación según pauta médica.

Asistencia intermedia: En esta modalidad de cuatro a ocho horas de servicio, se consigue combinar una ayuda en la asistencia personal con la realización de las tareas domésticas que supongan una mayor carga para el usuario:

- Levantar/acostar.
– Aseo en cama o baño.
– Cambio de pañal.
– Vestir/desvestir.
– Ayuda a la movilidad.
– Preparar y da desayuno/comida.
– Administrar medicación según pauta medica.
– Acompañamiento al médico.
– Realización de tareas domésticas y/o compras.
– Atención al ocio del usuario (lectura de cartas, libros, juegos para estimular su capacidad psicológica, paseos…).

Asistencia integral: Este tercer tipo de servicio que abarca un horario desde ocho a veinticuatro horas, se destina a usuarios con una incapacidad (demencias y párkinson avanzados, fracturas de extremidades…) o bien a usuarios que deseen la compañía y atención de una persona especializada durante ese horario:

- Levantar/acostar.
– Aseo en cama o baño.
– Cambio de pañal.
– Vestir/desvestir.
– Ayuda a la movilidad.
– Preparar y da desayuno/comida/cena.
– Administrar medicación según pauta medica.
– Acompañamiento al médico.
– Tramitación de recetas en el centro de salud.
– Realización de tareas domésticas y/o compras.
– Atención al ocio del usuario (lectura de cartas, libros, juegos para estimular su capacidad psico-física, paseos…).
– Realización de ejercicios rehabilitadores según indicación del fisioterapeuta.
– Cambios posturales en encamados.
– Servicio de duermevela (atención al usuario durante las horas de sueño nocturnas).
Estas propuestas se pueden disminuir o ampliar adaptándolas a las necesidades de cada caso.
Powered by WordPress | Designed by: seo company | Thanks to seo services, seo company and seo company